EL ESPIRITU DE BAOBAB

Hoy quiero compartir con vosotros un relato de una enamorada de los relatos, las experiencias y los viajes. Se llama Ana Arenaza y como veis ella sí sabe escribir. Gracias Ana por compartirlo con nosotros.

______________________________________________________________________

Los niños corren descalzos sobre una tierra reseca y rojiza que el sol agrietaba cada día un poco más. El polvo que borra los caminos se ha convertido en un mar infinito sobre el que dibujar. Subidos a una piedra pescaba con un palo los enormes peces que han dibujado con el pie. Se amontonan ante el peligro, están a punto de ser devorado por un hierbajo con aspecto de cocodrilo.

Como salida de una nube aparece una mujer; tul verde, tocado amarillo y falda marrón. Collar de tres vueltas azul y unos largos pendientes de abalorios encarnados. Una sonrisa imborrable ilumina su cara, sobre la cabeza lleva un cuenco de arroz sobre que maneja con maestría.

Al acercarse a la algarabía infantil, Amina pone orden. Obedientes los niños forman un corro a su alrededor celebrando su presencia con cánticos y palmas. Ella regala a cada uno un gesto de madre; les limpia la cara, retoca sus trencitas, acaricia sus mejillas…

De camino a su cabaña, Amina ve a Tanú que los observaba sentado bajo el baobab, está solo:

—   ¿No juegas con el resto?

—   Estoy pensando.

—   Debes pensar en algo muy feo porque tienes cara de rinoceronte.

—   Nos hemos peleado.

—   ¿Quieres contarme qué ha pasado?

—   Deberían obedecerme.

—   ¿Deberían?

—   Soy el más alto, el que corre más deprisa, el más fuerte y mi padre tiene más cabras que cualquiera de los suyos.

—   El respeto no lo tendrás por poseer el rebaño más numeroso, sino que lo gana quién sabe cómo llegar a los mejores pastos. Y no solo eso, además se lo cuenta a sus vecinos.

—   Aunque lo supiera nunca les diría dónde se puede pastar.

—   Entonces ellos tampoco te lo dirán a ti. Y tanto tus cabras como las suyas morirán famélicas.

—   Cuando me necesiten se darán cuenta de su error y vendrán a disculparse.

—   Quizá sea demasiado tarde.

—   ¿Qué quieres decir?

—   Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años el baobab era el árbol más espectacular de toda la sabana. Su belleza era increíble; ramas fuertes y robusta, un sin fin de hojas verdes y carnosas, corteza dura. Era precioso y él lo sabía. Crecía hermoso y erguido, tanto que se propuso llegar más alto que lo dioses. Estos viendo su vanidad, decidieron castigarle y ponerle boca abajo, por eso sus ramas parecen raíces. El baobab no quería vivir así y comenzó a secarse. Su corteza quedó rota y resquebrajada. Si seguía así estaría condenado irremediablemente a la muerte…

—   ¿Y qué pasó?

—   Debo ir a cocinar el arroz para comer. Seguro que encontrarás la manera del salvar al baobab. Tienes de plazo hasta que la luna esté en lo más alto.

Sentados en cuclillas mayores y pequeños forman un círculo perfecto. Toman el arroz con la mano haciendo una bola de la que no se escapa ni una pizca. Comen a turnos, en silencio. Mastican despacio y saborean cada grano, saben lo que ha costado ganárselo, sobre todo este año que el agua escasea. La enorme cazuela queda como una patena.

Cuando terminan Amina se acerca a Kiro:

—   Apenas has comido.

—   No tengo hambre.

—   Debes estar preocupado por algo muy importante.

—   Todo es culpa de Tanú. Me gritó delante de todos como lo hace un jabalí salvaje.

—   Y ahora, ¿qué pasará?

—   Nunca más volveré a hablarle.

—   Kiro, ¿conoces la historia del pequeño colirrojo?

—   Nunca la he escuchado.

—   El colirrojo estaba agotado de volar, llevaba muchos días viajando pero no había donde apoyarse. Si descendía al suelo podría descansar pero corría el riesgo de ser devorado por una serpiente. Estaba sucio y agotado, hacía mucho que no había comido y a su alrededor solo vio un viejo baobab en el que apoyarse, se acercó a él pero este se y no le dejó ni acercarse…Tuvo que continuar volando, estaba exhausto. Si no descansaba pronto, moriría.

—   ¿Y que pasó?

—   Tengo que ir a hacer fuego. Seguro que encontrarás un modo para ayudar al colirrojo, te doy de plazo hasta que la luna esté en lo alto del cielo.

La sabana duerme, alrededor de la fogata se sientan docenas de ojos muy juntos. La noche esta fría. Solo el crepitar de las llamas se atreve a interrumpir el momento y cada uno cuenta cómo ha ido el día: una letra nueva en la escuela, la cosecha de yuca, la venta de las cebollas, los pollos del mercado.

Todos se retiran a dormir, todos excepto Tanú, Kiro y Amina continúan junto al fuego, esperando. La mujer comenzó a hablar:

—   El baobab está casi seco y el colirrojo agotado. ¿Qué pensáis hacer?

—   El baobab está reseco pero es fuerte y se agarrará a la tierra hasta el final- dijo Tanú.

—   Solo con su terquedad no llegará lejos.

—   El colirrojo seguirá dando vueltas hasta que el baobab seco y ajado muera y entonces se apoyará en él para descansar- comentó Kiro.

—   A veces nos equivocamos al pensar que si la gallina de mi vecino no pone es porque la cuida mal. Quizá eso signifique que están enfermas y pronto las mías dejarán de poner. Y si sus cabras me parecen más flacas que las mías es porque no he observado bien a las que tengo en mi corral. ¿Tanú que piensas?

—   Creo que lo voy entendiendo. No me comporte bien. Quizá deba ponerme con la cabeza para abajo como hicieron los dioses como castigo al baobab.

—   Si te pones cabeza abajo y yo podría sujetar sus piernas como si fuese un arado para que camines con las manos. Me parece una buena lección para ti- Replicó Kiro.

—   El orgullo no debe cegarte. ¿Es útil que Tanú sea torpe y lento andando así? ¿Y que tú tengas las manos ocupadas? Si nos atacan las hienas seríais una presa fácil y cada uno de nosotros es demasiado valioso para perderlo así. Veréis, hace mucho tiempo cuando en esta parte de la sabana reinaba la nada y en medio solo había un árbol medio seco y un colirrojo desplumado pasó un mercader buscando donde instalarse pero pensó que aquel no era un lugar adecuado donde establecerse no había ni una sombra. Y pasó de largo. Después llegó un cazador y pensó que aquel colirrojo no le serviría ni para una sola comida y por allí no había ni antílopes ni jabalíes. Y pasó de largo. Llegó entonces un campesino muy sencillo y muy sabio y no vio, ni un baobab seco, ni un colirrojo desfallecido. Vio el lugar donde fundar nuestra aldea solo necesita un poco del espíritu de baobab.

—   ¿El espíritu del baobab dejará que descanse sobre él el colirrojo?- preguntó Kiro.

—   No solo dejará que descanse sobre él. Además le pedirá que coma las termitas que recorren su corteza, que limpie sus ramas para que puedan salir hojas, y que atraiga muchos colirrojos más que le llenen de nidos y de vida.

—   El baobab ha sido testarudo como un hipopótamo que no quiere salir del rió- apostillo Kiro.

—   Poco importa como sean, importa si han aprendido de sus errores y sobre todo importa que son capaces de hacer juntos.

—   Hasta una lagartija podría tomar el sol sobre la nariz de un hipopótamo- rió Kiro.

—   Soy más alto y más fuerte, pero solo, soy poca cosa. Contigo soy mejor y valgo más porque juntos tenemos la fuerza de…

—   El espíritu del baobab- contestaron a dúo- Tanú y Kiro.

La noche cerrada acompaña a los chicos a su camastro, antes de acostarse miran entre la madera de su cabaña las ramas del baobab que, cómplice, parecía agitarse saludando. Tardarán en dormirse, no saben cómo se ha colado un colirrojo por la ventana.

Anuncio publicitario

ROTA POR AMOR

Alejandra llevaba  10  años en una relación difícil.Durante esos años tuvo hijos y recuerda que el  miedo siempre estaba presente en su relación.No lo compartía con nadie, sentía vergüenza. Algo le decía que tenia que estar ahí, por sus hijos, por la familia por la imagen de familia perfecta, por yo que sé.! 

Las personas que le querían se daban cuenta que la relación era complicada,cuando salían, los amigos veían en los ojos de Alejandra el miedo y la súplica a que no dijeran nada que tuviera que ver con ella, ningún comentario que hiciera ver  que sus amigas le apoyaban. 

Tras esos  años él un día dice que se va.Lo que parecía una liberación se convierte en una rotura de corazón.Alejandra sentía que todos sus esfuerzos, sus silencios,… no habían servido para nada, que al final él se había ido. 

En esos momentos no recordaba las humillaciones, el miedo, el silencio contenido y los sollozos solitarios en la terraza acompañada tan solo de un cigarrillo que le calmada la ansiedad. En esos momentos se le olvidó como llegó a insultarla y a vejarla.

Tan solo veía que su vida se había roto, que la imagen de su familia se había esfumado y que no podía hacer nada. 

Cuando digo que se rompió es literal.Alejandra comenzó a sentir unos terribles dolores por todo el cuerpo: primero la cadera, luego las muñecas, mas tarde las rodillas,…. Decía que era igual que cuando se te rompe un hueso.

Visitó durante meses a diferentes médicos, le hicieron todo tipo de pruebas y no había nada raro, todo estaba bien , o por lo menos todo lo que las pruebas medicas eran capaces de medir. 

Cuando vino a verme me encontré con una mujer preciosa, dulce y con cara de ángel.Le vi avergonzarse mientras me contaba lo que había vivido. Cuando le pregunte en qué podía ayudarle me dijo que el quería volver otra vez con ella y que ella ahora no sabia qué hacer, si darle otra oportunidad o no. 

En esos momentos Alejandra se mostraba como una mujer serena, tranquila. Parecía que lo que contaba no le pertenecía, parecía como si no le hubiera pasado a ella. Mientras me hablaba se masajeaba las muñecas, se tocaba la rodilla derecha,.. me explicó entonces los dolores que padecía.

Me dijo que se sentía como el hielo,  que no podía dormir, le costaba la vida trabajar y por supuesto había dejado el deporte que tanto le gustaba hacer. Al analizar que mas había dejado me dijo que la fotografía y la pintura.  Le pregunte por qué y me dijo que estaba bloqueada, que era incapaz de ver la belleza en sus fotos. 

Hoy he tenido sesión con ella y ha sido maravillosa. Por primera vez ha llorado, ha dejado caer su máscara y me ha dejado ver lo que había por dentro.Cada lagrima ha surgido desde lo mas profundo de su corazón, cada lágrima ha llegado directamente del bloque de hielo donde tenía contenida la rabia, el desamparo la vergüenza, la humillación,…

Por fin hoy Alejandra a comenzado a sentir que el pasado se ha ido, que su nueva vida comienza ahora y que solo ella va a decidir qué hacer y hacia dónde ir en su vida. 

A punto de terminar ha compartido conmigo: Maria, estoy sintiendo una sensación de frescor donde antes sentía tanta presión.Hoy ha comenzado a descongelarse y estoy segura que su fuerza, su rebeldía escondida y su amor por la vida le van a servir para que el bloque de hielo se convierta en un manantial de agua cristalina, limpia y cálida. 

No podemos permitir que el amor nos dañe o lesione. Sentirse amado no puede tener un precio tan alto.

Una relación basada en el miedo, la humillación la falta de cariño y los insultos no se la merece nadie y ni por nadie tenemos que admitirla.

Sé que Alejandra saldrá fortalecida y sé que nunca mas va a permitir que nadie le haga sentir pequeña. Pero lo mas importante no es que yo crea, sino que ella ahora también lo sabe.

 

María Olarte

 

 

PEDIR AYUDA ES DE VALIENTES!!!

Hoy me he enterado que una persona querida lleva dos meses de baja por depresión.

Mario es un trabajador incansable, un gran viajero y una persona sociable y querida. Su implicación en todo lo que hace es muy alta, quizás excesiva. Un día convoco una reunión en sí empresa y antes de finalizar se marchó. De eso ya han pasado dos meses y tan sólo se sabe que está desconectado del mundo y que no atiende el móvil. Sus amigos y algunos de ellos además compañeros de trabajo, han pasado por muchos estados: desde la sorpresa a la confusión y de ahí a la tristeza. Se le echa de menos.

Casualmente hoy en un master que imparto me han preguntado: ¿Cuándo se pasa de la tristeza a la depresión? ¿Cuándo se sabe que las cosas ya no van bien y que estoy enfermando?

 Me preocupa pensar como el ser humano es capaz de estirar hasta los límites sus energías.Me preocupa ver a personas que día tras día se sienten mal y sin saber cuándo ni cómo acaban por entrar en barrena. 

En mi trabajo me encuentro con muchas personas a las que admiro enormemente, porque ante situaciones difíciles saben pedir ayuda, saben estirar la mano para que alguien les acompañe en esta parte del camino difícil y pedregoso.

Saben además que el camino es de cada uno, pero que pueden dejarse acompañar y dar pequeños pasos hacia un sendero donde comienza a verse una luz nueva, un calor diferente. En esa parte del camino, cuando seguimos dando pequeños pasitos y aceptamos la tristeza, la rabia, el miedo como emociones naturales y aprendemos de ellas notamos que nuestro cuerpo comienza a tonificarse, nuestra mirada se hace más clara y nuestra voz suena con más fuerza.

Aprende a pedir ayuda aceptando que el camino es tuyo es uno de las mejores aprendizajes de esta vida y sin duda es de personas valientes.

Si te encuentras perdido, atascado, confuso, ansioso……… pide ayuda y acepta además que quien tiene que dar pasos para encontrar esa luz nueva eres tú. 

Cuando sientas que todo está fatal piensa que tan sólo es un estado y que igual que tu cuerpo conoce el dolor también conoce la alegría.

Cuanto más aceptes cada una de las emociones más aprenderás de ellas y antes darás un paso hacia adelante. Y cuando pase un tiempo y mires atrás te darás cuenta de todo lo que esas experiencias dolorosas te han aportado y fortalecido.

 Todos tenemos los recursos para gestionar lo que la vida nos traiga.

 Tú también Mario.

 María Olarte.

Imagen

Estoy aquí porque yo lo valgo.

ESTOY AQUÍ PORQUE YO LO VALGO

Esta semana celebramos el día de la felicidad

La verdad es que a veces me sorprenden estas celebraciones ( a quien se le habrá ocurrido? Que se busca con ello?)
En fin sea por lo que sea y ya que nos ofrecen el día no esta mal pensar un poco en ella.

Casualmente acabo de regresar de Palencia de impartir un curso estupendo.
Trabajamos los conflictos y mi primera pregunta fue: ¿para que estamos aquí? ( aquí me refiero a esta vida): ¿para ser felices o para aprender?
Curiosamente la mayoría de las personas suelen elegir la felicidad y entonces les pregunto: y eso que es lo que es???
Entonces comienza un cúmulo de : puessss, shhhhhhiiii, como una cosa,, algo así como…….,

Quizás lo que nos pasa es que nos pasamos la vida queriendo conseguir un estado que no sabemos bien que es.

Hasta qué alguien dice: estar a gusto con uno mismo.

Toma!!! Entonces la felicidad no viene de fuera, no tiene que ver con una vida fácil,….??

¿Y como se consigue eso de estar a gusto con una misma?

Dicen que la felicidad se consigue en el camino de la búsqueda de la felicidad.
No es una frase muy chula pero si estoy de acuerdo con ella.

Cada vez que valoramos quienes somos, cada vez que nos sentimos cómodos con nuestras conductas, cada vez que sentimos sobre todo que mi vida y mi camino la elijo yo algo pasa por dentro ( por las tripas más o menos) que me hace sentirme bien, a gusto, contenta conmigo misma.

Yo siempre recuerdo la sensación de paz que sentía cuando estaba embarazada. En cada embarazo he sido una gorda feliz, las cosas como son.
Había algo en ese estado ( y mira que mis embarazos tuvieron de todo: vómitos, lumbalgia, acidez a tope, piernas hinchadas, kilos de más…..), sobre todo en el último trimestre, que me reconfortaba.
Recuerdo recostarme en una silla y poner los brazos encima de la tripa por debajo del pecho abrazando la barriga XL y sentirme verdaderamente bien.
De vez en cuando pongo esta misma postura pero no es lo mismo, falta mi barriga XL y sobre todo el bichejo que había dentro.
Con todo esa sensación me hizo observar y conocer mi cuerpo de manera distinta y sobre todo aceptarlo tal como era.
Creo que fue una época en la que aprendi  a quererme de otra manera, menos juzgadora y más serena.
Quizás esa sea para mi la felicidad: sentirme serena.

Así que amigos y amigas, el camino parece claro: trabaja por conocerte y aceptar quien eres ( sobre todo esas cosas que no quieres que los demás vean y que justificas con frases como : he hecho eso pero así no soy yo!!) y seguro que consigues sentir algo parecido a la felicidad.

Con todo, estés lejos o cerca de ese punto: Feliz día de la felicidad!!!

Imagen

Llega la primavera….

Microsoft Word - Llega  la  primavera

Imagen

CONOZCO A ALGUIEN QUE LE HA PASADO ESTO, POR SUPUESTO NO SOY YO.

Conozco a alguien que le ha pasado esto

HAY UNA EDAD PARA SER UNA DISFRUTONA DE LA VIDA???

Me siento como  un trozo de madera, sin vida!!!

Hoy he tenido una sesión con una chica estupenda, llena de energía, con ojos enormes e intensos.

Cuando entra en la sala para la sesión, todo se llena de vida.

Al preguntarle como se siente me dice: como un trozo de madera sin vida.

Es curiosa la vida. Tenemos ganas de vivir, vibrar, sentir, fluir.

Le pregunto que le lleva a sentirse así : me responde que igual  no está bien, que no debe, que ya no tiene edad para hacer locuras.

No tengo edad¡¡¡¡¡¡¡ esta ha sido la afirmación que mas me ha tocado, personalmente.

Muchos de los que me conocéis sabéis que yo, al igual que vosotros tengo mis sobras o áreas no aceptadas.

Una de ellas es la edad. ( tranquilos que os contare mas sombras de la que escribe).

Esa cochina  ( la edad)  que pasa y acumula segundos, minutos, días y años sin que tu le des permiso.

Ya sé que mi parte mas racional me anima y me dice: si estas bien, si la edad esta en tu mente etc…

Si si si lo que quieras pero ahí esta la cochina de la edad acumulando y engordando años.

Cuantos artículos hay para que nos sintamos bien en nuestro cuerpo y aceptemos el paso del tiempo? Y a la par tenemos cientos de anuncios que nos dicen: no te conformes, adelgaza, opérate haz algo con el paso del tiempo.

Argggggg que lio.¡¡¡¡¡

Enfin trabajare en ello os lo prometo y os contare mis adelantos.

En fin, que me pierdo, a lo que iba. Mi querida coachee tiene 26 años y me dice que a veces piensa que ya no tiene edad para hacer locuras, disfrutar, viajar, conocer y explorar.

Además se siente hormonalmente viva ( sabéis a lo que me refiero??) adrenalinita perdida.

Hay algo mas chulo que sentirse activada, viva y con ganas de sentir y disfrutar????

Cuantos toques nos tiene que dar nuestro cuerpo para que le hagamos caso?

Quien ha dicho que necesitamos una edad para disfrutar, explorar, reír y frivolizar??

Cuando le he preguntado: y si no te gusta ser un trozo de madera, que quieres ser?

Su respuesta me ha encantado: quiero ser una plastilina de muchos colores ( como cuando los niños mezclan muchos pequeños trozos y hacen una bola multicolor).

Y que forma quieres que tenga la plastilina?

Me dice: ninguna quiero que vaya tomando forma según lo que la vida me vaya ofreciendo.

Y entonces, Qué hace que te sientas una madera si hay una plastilina dentro de ti?

Se me queda mirando, con sus ojos grandes fijos en mí y me dice: darme permiso.

Depende de mi ser lo que quiero ser, solo depende de mi.

Que chulo es mi trabajo¡¡¡¡¡¡¡¡

Imagen

ESCUELA DE MADRES Y PADRES MULTINTELIGENTES

Familias multinteligentes

CURSO PROMOTOR AGROALIMENTARIO