LA GRAN MENTIRA

Me ha costado escribir este post.

No quería ponerle un final, quería esperar que la historia real me enseñara el desenlace.

Hoy se ha producido y estoy emocionada.

Me emociona ver cómo alguien puede escalar grandes montañas para llegar a donde realmente quiere llegar.

Lo que ocurre es que a veces no sabemos adónde ir , o quizás no somos conscientes de lo que el camino nos puede deparar.

La madre de Rubén me dijo un día que estaba muy angustiada , que tenía un grave problema con su hijo , que no sabía qué hacer.

Me preguntó si podía conocerle.

Le dije  que sí y que tras un primer encuentro él decidiría si quería  trabajar conmigo o no.

Llegó puntual. Realmente llegó diez minutos antes y le vi desde la ventana sentarse en un banco del parque.

Aunque no le conocía supe que era él.

Se movía en círculos, con la cabeza baja mientras jugueteaba con el móvil.

Miró al reloj y a la una en punto  llamó al timbre.

Subió despacio y me saludó con la cabeza baja. No pude verle bien hasta que no se sentó.

-Buenos días Ruben , soy María.

¿Cómo estas?

Rubén levantó la mirada y me encontré a un chaval con rostro aniñado, unos grandes ojos y sobre ellos larguísimas pestañas.

Me miro fijamente. Sus ojos eran castaño claros y su mirada directa, pero no conseguía verle

-Estoy mal: he mentido durante un año entero

-¿A quién?

-A todo el mundo

-¿Quieres contarme que ocurrió?

-Pues que me he pasado un año diciendo a mi familia que estaba  haciendo prácticas en una empresa de París y en realidad no pasé las pruebas. Mi familia ha estado manteniéndome durante este tiempo porque ellos sabían que si entraba de prácticas  en esta empresa conseguiría un gran trabajo.

He estado allí un año sin hacer nada. Volvía en vacaciones a casa de mis padres y les contaba lo bien que estaba y todo lo que apreciaba su ayuda.

Les dije que me habían prometido que en un año estaba dentro.

Cuanto más hablaba con ellos más engordaba la historia ( que si me habían seleccionado para un proyecto importante, que si había ganado un concurso interno para personal en prácticas,…)

Me sentía fenomenal mientras contaba mi vida de mentira.

Realmente me convencí de que, aunque ahora no era verdad llegaría a serlo.

Me encantaba ver la cara de mi madre y de mi padre orgullosos de su hijo. Siempre habían estado orgullosos de mi. Había sido un buen estudiante y , aunque reservado para mis cosas, nunca había dado problemas en casa de ningún tipo.

– Al final se han enterado

-¿ Cómo? Le pregunté

-Cuando solicite la beca para las prácticas me pidieron una documentación y cuando no me la dieron me dijeron que fuera a por ella.

Yo no fui, estaba seguro de que al final me cogerían.

Al no recogerla la enviaron a mi casa con una carta que explicaba los motivos del rechazo.

-¿En que te basabas para pensar que al final te daría el trabajo?

– No podría ser de otra manera, no me parecía justo que no me la hubieran dado, era como si no me lo creyera.

Me tenían que coger, era un error y estaba seguro de que al final la empresa reconocería su error.

-¿Cuando te diste cuenta de que no había nada que hacer?

-Al mes me dijeron que ya no había posibilidades.

-Y entonces, ¿ Qué pasó?

Rubén se quedo callado, echó la cabeza hacia atrás y mirando al techo me dijo:

-no lo sé, entré en un estado de hibernación, dejé de sentir, deje de estar con amigos, me encapsule. No recuerdo ni cómo pasaba el día.

-¿Y cuando tus padres te llamaron para decir que volvieras, que lo sabían todo?

-En esos momentos lo seguí negando, llevaba un año haciéndolo, tenía práctica Al final lo reconocí Llevo dos semanas de vuelta.

-¿Y cómo estás?

-No lo sé, creo que debería estar fatal pero la verdad esque no lo sé, no sé cómo me siento.

Le dije que quería que escribiera su relato para que yo lo publicara en mi blog

Le note que se tensaba, le cambio el color de la cara

-Si hago eso, ¿ todo el mundo se enterará?

-Es posible que si

-Pero si todo el mundo se entera me moriré de vergüenza

Todo el mundo pensará que soy la peor persona del mundo, me verán como un fracasado, mentiroso, aprovechado,….

Noté que mientras lo decía en alto comenzaba a llorar.

De repente se rompió y empezó a sentir una amargura profunda y sincera

Cuando levantó la cara y me miró le vi, ahora sí comenzaba a mostrarse.

Os puedo decir que desde entonces Rubén esta haciendo un camino sincero y responsable y ha aceptado que la gran mentira que elaboró tan cuidadosamente escondía su miedo a no sentirse reconocido y querido

Rubén ha tenido que pasar una prueba muy dolorosa para saber que sus padres y sus amigos le quieren como es, con sus imperfecciones y sus fortalezas.

El esta trabajando por aceptarse  y quererse más y tal como va estoy completamente segura de que lo va a conseguir.

Si queremos a alguien, querámosle como es y no como idealmente queremos que sea. Los padres de Rubén le querían tal como era pero él no supo verlo hasta que la realidad mas dura se lo mostró.

Sinceramente, no creo que lo olvide nunca.

5 comentarios en “LA GRAN MENTIRA

  1. Parece que nuestros jóvenes se sienten obligados a representar el modelo que muchos padres fabricamos ya que siempre contamos lo buenos, lo listos, lo responsable que son nuestros hijos y son humanos con lo bueno y lo malo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s